Nicole Willis: solemne presentación
Escrito por Dyk Bonkers    Martes, 14 de Noviembre de 2017 00:00    Imprimir E-mail
(2 Votos)
Internacional - Críticas Internacional
 
Critica-NicoleWillisAndUMOJazzOrchestra-MyNameIsNicoleWillis

NICOLE WILLIS & UMO JAZZ ORCHESTRA
"My Name Is Nicole Willis"
(Persephone Records, 2017)
3estrellas
 

Con agrado acogemos en nuestro ajado reproductor la reciente referencia de la vocalista afroamericana Nicole Willis junto a la UMO (Uuden Musiikin Orkesteri) Jazz Orchestra, emblemática formación finlandesa fundada en 1975 dedicada desde entonces a recorrer vias experimentales, explorar los más diversos estilos y a participar en proyectos de artistas de todo pelaje. Nicole Willis en esta ocasión se aparta de su formación habitual, The Soul Investigators, con los que ha publicado tres ábumes en Timmion Records (especialmente recomendable “Happiness in Every Style” de 2015) para participar en este projecto de soul-jazz con una big band de categoría. Para tal fin cuenta con Petri Toikkanen, ex-guitarrista de su banda habitual y del multinstrumentista Jimmi Tenor en el apartado de arreglos. La cantante neoyorquina no es precisamente una debutante ya que pisa escenarios desde 1984 pero entendemos que ha querido subir un escalón en su carrera contando con la prestigiosa UMO Jazz Orchestra, todo un referente en su país de adopción, Finlandia.
[...]


El disco se inicia con “Introducing” donde nos llevamos a la primera sorpresa con el gran Ian Svenonius (artífice de bandas esenciales como The Make-Up y Chain & The Gang) recitando con su inquietante voz una tremenda presentación de la artista, mientras de fondo se desliza una composición jazzística digna de un filme noir clásico. Acto seguido irrumpe la vibrante “Break Free”, donde percibimos rápidamente los destellos del buen hacer de Petri Toikkanen con su instrumento mientras el resto de músicos hilvanan una magistral ejecución de lo que debe ser un medio tiempo de soul. Parece que este sea el prolegómeno de un despegue inmediato pero con “Haunted by the Devil” notamos que el álbum se mueve por derroteros más contenidos. Su ritmo sincopado, su narrativa ceremoniosa y su carácter pausado lo certifican. Con “One in a Million” la atmósfera se vuelve cálida por la temática amorosa, aquí vital y optimista: soul-funk de raíz setentera con leves trazos que recuerdan sin duda a Detroit, una melodia más para ser tatareada que no para salir a la pista. El quinto corte nos remite ya al baile (¡por fiín! pensaran algunos) “Do the Watusi” compuesta por la propia Nicole Willis destaca por ser el más movido de todo el conjunto, un buen tema que tal vez con otro acompañamiento y otros arreglos podría convertirse en un floorfiller instantáneo. Pero está claro que no es ese el rumbo que ella quiere para el disco, volvemos a cercionarnos de ello en la siguiente composición, la sombría y casi desgarradora “No Child Denied”, tema de calado, de indudable calidad, que tal vez desanime a más de uno.


 

Con “Together We Climb” volvemos a sonreir, recuperamos el vigor con unos teclados inmejorables y una sección de vientos canónica que abordan con maestría otra gema de sabor agridulce, que en otro contexto y otro tipo de producción tal vez sonara como un himno absolutamente festivo. De ahí a otro rincón oscuro con “When We Go Down”, diálogo intenso de la sección de metales con la voz, en esta ocasión en una flexión algo aguda para acentuar la connotación dramática. Vislumbramos ya la recta final con otro tema luminoso, “Togetherness” con estupenda pericia orquestal: demostrando su prestigio la UMO nos eleva otra vez con una composicón de temática comprometida y con ecos a los primeros trabajos de Curtis Mayfield. En eso que con “Final Call” reaparece el impredecible Ian Svenonius para anunciar el cierre del álbum que se confirma con la magnífica “Still Got a Way to Fall” en la que un saxo prodigioso marca la senda por donde la voz (casi rapeando) va a centrar toda nuestra atención, casi emulando los himnos callejeros del gran Gil Scott-Heron.

En pocas palabras, álbum notable, de factura impecable pero que a nuestro entender suena demasiado académico. No deslumbra, echamos en falta algo de garra y, ¿por qué no decirlo?, unas gotas de magia. Probablemente por la solemnidad intrínseca que impone a muchos músicos el formato big band y que tanto se ha querido pulir con precisión nórdica. Ese sería el único aspecto negativo de un trabajo sin duda valiente.

Tracklist:

1. Introducing (feat. Ian F Svenonius)  4:29     
2. Break Free (Shake a Tailfeather)  3:21     
3. Haunted by the Devil  4:15     
4. One in a Million  4:16     
5. (Everybody) Do the Watusi  2:15     
6. No Child Denied  3:36     
7. Together We Climb  4:33     
8. When We Go Down  4:30     
9. Togetherness    3:42     
10. Final Call (feat. Ian F Svenonius)  1:45     
11. Still Got a Way to Fall  3:47

 

Nicole Willis & UMO Jazz Orchestra - "Haunted by the Devil"
 

> Más info: Bandcamp, Facebook



Nicole Willis: solemne presentación