Musiq y la pipa amarga
Escrito por Pol    Martes, 30 de Diciembre de 2008 14:07    Imprimir E-mail
(13 Votos)
Internacional - Críticas Internacional
 
MUSIQ SOULCHILD
"On My Radio"
(WEA, 2008)
****
 
Como gran balsámico estomacal navideño, aquí estamos de nuevo con más disquitos de calidad. El pasado verano se lanzó, cual gran patada testicular, “Radio”, el esperado primer single de lo nuevo de Musiq (Soulchild).

Para los que somos devotos del neo-soulista de Philadelphia, escuchar aquel batiburrillo rapero a lo “snap music” como gran anticipo de su quinto álbum, fue como el gran gatillazo virginal con la Julieta de turno.

Los presagios no auguraban nada esperanzador. Tras el rebufo de “Radio”, nos esperábamos un intento frustrante de renovación musical, que después de lo último de Kanye West, veníamos ya calentitos...Y es que, aunque a Madonna o Kylie Minogue les salga perfecto, lo de renovarse o morir a quemarropa, no siempre es necesario. Musiq supo reaccionar a tiempo y, recientemente, lanzó como segundo single “IfULeave” con Mary J. Blige, ese caballo ganador del soul que le ha hecho recuperar el favor de la crítica, fans y del Espíritu Santo, Amen. [...]
 
De este modo, salió a la venta el pasado 9 de diciembre “OnMyRadio”. Todas aquellas funestas expectativas se esfumaron tras la escucha del álbum completo, que ha hecho olvidar ese quiste infiltrado que es “Radio”.

El álbum se abre con “Backagain”  que, con sus reminiscencias new jack swing, nos hipnotiza a mover hombros, cuello y no-culos. Le sigue un oscuro gran midtempo bailable como “Until” que recuerda belugas del calibre de “Just Friends” o “Forthenight”. En este punto, el amigo Soulchild nos tiene donde quiere: rememorando, entregados  y babeando. Durante el resto del disco, intercala de manera precisa baladones como “Deserveumore” o “Someone” donde proclama sus deseos e inquietudes  amorosas con una intensidad que llenaría discos enteros de actuales subproductos superventas. Así mismo, introduce con maestría temas menores,  como “Special” o “Moneyright”, para remontar brillantemente con “Iwannabe” junto a Damian Marley y sus consiguientes ritmos jamaicanos. Para postre nos obsequia con la perfectamente falseteada e intimista “Sobeautiful”. Un buen final para un buen álbum.

Sí, como último corte aparece “Radio”, pero ¿Qué harías si supieses qué pipa de la bolsa es la que amarga? A mi entender, aquí finalizaría un quinto álbum que, a pesar de los pesares…Sigue colocando a Musiq en la cumbre del neo-soul.
 
 


Musiq y la pipa amarga