Erykah Badu, revisando sus orígenes
Escrito por Mario Gómez Garrido    Lunes, 03 de Mayo de 2010 00:00    Imprimir E-mail
(19 Votos)
Internacional - Críticas Internacional

ERYKAH BADU
"New Amerykah Part 2: Return Of The Ankh"
(Motown, 2010)
****
 
Si alguno de vosotros tiene curiosidad por saber cómo hubiera sido publicar "Baduizm" en el siglo XXI, tan solo tenéis que darle una escucha al nuevo material de la cantante de soul más famosa de Texas.

El album, la segunda parte de la trilogía "New Amerykah", ha recibido el nombre de "Return Of The Ankh" haciendo alusión a uno de los símbolos que conforman la iconografía de Ms. Badu desde el primer día, uno de los más reconocidos de la cultura egipcia y también uno de los más significativos: la llave de la vida.

El uso de este símbolo no es en vano en absoluto, ya que la diva del Neo Soul quiere con este album centrar su atención en la espiritualidad, un tema recurrente en su discurso, el cual ha dado salida a grandes temas como el sencillo que ha servido como presentación del album, una producción preciosa a cargo de James Poyser con Ahmir "?Love" Thompson, el batería de The Roots, titulado "Window Seat" y acompañado de un videoclip no exento de polémica, en el que la cantante se va quitando la ropa mientras camina por el centro de Dallas hasta llegar al lugar donde asesinaron a JFK, finalizando el vídeo con el metafórico asesinato de la propia Erykah y su alegato a favor del individualismo. [...]
Dejando la controversia a un lado y centrándonos en el disco, cabe decir que el propósito de Ms. Badu, el cual, según ella misma transmitió en un evento privado para festejar su publicación, consistía en recuperar el espíritu de su ópera prima, centrándose en la parte más emocional de sus composiciones, recuperando los instrumentos analógicos y aparcar a un lado lo digital,  ha sido llevado a cabo con un buen resultado. No en vano, la artista siempre se definió como una "analogue girl in a digital world" (chica analógica en un mundo digital) lema que la ha acompañado desde sus inicios.

De hecho, hablando de sus inicios, en el interludio "Agitation" donde he echado de menos la colaboración de Stevie Wonder (si queréis saber por qué, os toca escuchar el tema) se nos regala el oído con aquel "What a day" omnipresente en el tema "On & On" (sí, el primer single de "Baduizm") o prestando atención al estribillo del tema "Gone Baby, Don't Be Long" escuchamos de nuevo "I know you got to get your hustle on" frase directamente extraída de "Otherside of The Game" otro de los grandes éxitos en el haber de la polifacética artista.

Otra afirmación que se escuchó durante la fiesta de publicación, daba a entender que la emotividad es el hilo conductor de este trabajo, algo que queda claro con el tema que ejerce de apertura "20 Feet Tall" el cual, producido con gran sencillez por 9th Wonder, narra el distanciamiento de su pareja pero, al mismo tiempo, recuerda que si pone de su parte, aludiendo metafóricamente al título, el desengaño amoroso no será difícil de superar. Esta historia enlaza directamente con el ya citado "Window Seat" donde a pesar de querer marcharse lejos, manifiesta la necesidad de sentirse querida, de que la echen de menos, un hecho que hace patente lo contradictorio de la personalidad de la cantante, algo que siempre ha enarbolado con orgullo.

Donde no hay contradicción posible es en la calidad musical, nombres como Shafiq Husayn (integrante del grupo Sa-Ra Creative Partners) o Madlib se dan cita a lo largo del disco en el apartado de la producción, un campo en el cual Ms. Badu se ha involucrado más que nunca, incorporando mayor número de "samples" para potenciar aún más ese toque de soul con tintes funk, siendo prueba de ello temas como "Can't Turn Me Away", "Umm Hmm" o "Love" del cual, destacamos su valor artístico por ser una producción del catálogo de J Dilla, el cual dejó mucho material sin publicar antes de morir.

Como broche final, nos encontramos con el tema "Out My Mind, Just In Time" (coproducido por la siempre curiosa Georgia Anne Muldrow) el cual, además, sirve de inspiración para la ilustración de la portada del disco, donde podemos apreciar cómo sale una pequeña Erykah de la cabeza de un androide con las facciones de la cantante, armada con un diapasón y el símbolo del Ankh tatuado en la espalda. Este tema puede resultar familiar a los seguidores de Ms. Badu, si recordamos la joya llamada "Green Eyes" de su segundo album, "Mama's Gun" ya que repite la estructura en tres movimientos diferenciados tanto por el sentido de su letra como por el ritmo que les da vida. En "Out My Mind, Just In Time" se resume por completo el significado del album y se concluye el viaje emocional por el que la cantante nos ha guiado.

Si queréis volver a escuchar a una Erykah Badu en estado de gracia y estáis dispuestos a conocer (y reconocer) ciertas afirmaciones sobre las relaciones, el album "Return Of The Ankh" es justo lo que necesitáis.
 
Tracklist:

1. 20 Feet Tall
2. Window Seat     
3. Agitation
4. Turn Me Away (Get MuNNY)
5. Gone Baby, Don't Be Long
6. Umm Hmm
7. Love
8. You Loving Me (Session)
9. Fall in Love (Your Funeral)
10. Incense" (feat. Kirsten Agnesta)
11. Out My Mind, Just in Time
 
 


Erykah Badu, revisando sus orígenes