Crónica: Seal 26/07/2010
Escrito por Mario Gómez Garrido    Martes, 12 de Octubre de 2010 00:00    Imprimir E-mail
(12 Votos)
Internacional - Reportajes Internacional
 
El pasado día 26 de Julio de 2010 ha marcado un antes y un después en el curriculum musical de la Ciudad Condal tras el paso de Seal por el escenario del  Poble Espanyol un espacio pionero en sus propuestas de conciertos, ya que fue el primero en albergar a artistas de la talla de Erykah Badu en territorio nacional.

Tras veinte de años carrera, Seal por fin visitó Barcelona, dejando una grata impresión a todos los asistentes, a los cuales (yo mismo incluido) mantuvo en vilo desde el principio hasta el final de su actuación. Dos horas de energía y dinamismo, dos horas de interacción y simpatía, dos horas de gran dominio del escenario y maestría... En definitiva, dos horas de talento, clase y saber estar. [...]

La dirección musical del evento no pudo estar mejor planificada y, nunca mejor dicho, orquestada. La sección de viento, formada por cuatro mujeres (parece que Beyoncé está creando escuela con "Sugar Mama" la banda que la acompaña en todos sus directos) abrió el concierto con una versión instrumental del clásico "Papa Was a Rolling Stone" de los míticos "The Temptations" que sirvió de entradilla para uno de los grandes éxitos del cantante británico: el contundente "Killer" hizo, literalmente, vibrar la plaza del "Poble Espanyol"

En el transcurso de la actuación, Seal dejó claro que es un gran Maestro de Ceremonias, puesto que de estremecer al público con uno de sus "temas insignia" pasó a relajarnos con dos versiones de grandes clásicos del Soul (It's a Man's Man's Man'sWorld y I Can't Stand The Rain) y a sorprendernos con un tema titulado "Weight Of My Mistakes" perteneciente al nuevo album que ya se habrá editado a la publicación de este artículo.

La elección del repertorio no podía ser más acertada, todo estaba perfectamente calculado como si se tratara del set de un DJ estudiado al milímetro para que cuadren todos los temas, con nuevos arreglos para clásicos como "Prayer For The Dying" y haciéndonos bailar con temas como "Just Like Before" de su disco "System" el cual supuso una vuelta a sus orígenes electrónicos.

Seal continúa revisando su catálogo de éxitos con joyas como "Love's Divine" y "Waiting For You" para volver a su particular visión de clásicos del soul con un pequeño medley que enlazó con otro nuevo tema llamado "The Way I Lie" para el cual, solicitó la ayuda del público con tal de implicar a su audiencia, totalmente entregada al cantante, quien dejó claro que era uno con el espectáculo. Otros clásicos que no podían faltar fueron "Kiss from A Rose" y "Crazy" temas que se han convertido en imprescindibles en los directos de Seal, quien cerró su directo con otro nuevo arreglo para un clásico "Bring It On" y nos hizo bailar al ritmo de su himno "Amazing".

Furor es la palabra con la que definir el sentimiento que flotaba en el aire, Seal saldaba su deuda con la Ciudad Condal de tal manera que hacía olvidar todos los años que sus fieles seguidores llevaban esperando a que el cantante programara una actuación en cualquier auditorio barcelonés. Profesionalidad y detallismo son dos adjetivos con los que calificar el directo de Seal y, como dato interesante, cabe destacar cómo, de manera subliminal, al inicio del concierto y durante breves espacios entre canción y canción, sonaban de fondo las bases de los temas que iban a sonar a continuación, manteniendo al público en vilo, anticipando qué es lo que sonaría acto seguido. Con los asistentes en el bolsillo y lo impecable de su actuación, Seal ha garantizado que, si vuelve a actuar en Barcelona, agotará las entradas de su concierto.

A todos aquellos que no pudieron asistir, no os podéis perder el próximo, van a ser dos horas (o más) de calidad musical y vocal indiscutibles. A cambio de vuestra entrada, Seal os regalará una actuación carente de efectos especiales, bailarines y demás artificios que quedan fuera de lugar cuando se es un Artista. Definitivamente, de lo mejor de 2010.
 
 


Crónica: Seal 26/07/2010