Entrevista: Los Amigos Invisibles
Escrito por Alex Matas & 2ice    Martes, 27 de Julio de 2010 18:27    Imprimir E-mail
(9 Votos)
Latinoamérica - Entrevistas Latinoamerica
 
Con casi 20 años en activo, Los Amigos Invisibles son una de las formaciones más veteranas de la escena funk sudamericana. Ajenos a etiquetas y estereotipos su música pasa del funk y la música disco al pop y de la salsa y otros ritmos latinos al acid jazz con una facilidad pasmosa. Altamente elogiados por la prensa especializada internacional, sus explosivos directos son una de las mayores descargas de energía que puedas imaginar. En sus conciertos la simbiosis artista-público se funde en un solo ser totalmente poseido por el ritmo. Ganadores de un Grammy Latino el pasado año 2009 por su sexto y último trabajo hasta el momento, "Commercial", aprovechamos su gira por España para charlar un rato con ellos... [...]
 
SoulSpain: ¡Nueva visita de Los Amigos a España! ¿No es la primera visita que realizáis a nuestro país, no es así?

Los Amigos Invisibles: Es un gusto estar aquí acompañándoos. Estamos supercontentos de volver a Barcelona. Como dices, ya habíamos estado aquí anteriormente, tocando en la sala Bikini y nos gustó mucho. Esta vez tocaremos también en otros lugares como Valencia, Vigo, Tenerife… ciudades, algunas de ellas, nuevas para nosotros. Muy felices de volver a España, la verdad.
 
SS: Venís a presentar "Commercial", vuestro último álbum, un disco del que se espera mucho tras las excelentes críticas cosechadas con los anteriores trabajos. ¿Qué nos podéis contar de este disco? ¿Por qué el nombre de "Commercial"”?
 
LAI: Tiene este nombre por varias razones. La principal es que Los Amigos queríamos dar una vuelta a lo que era el concepto de "Arepa 3000" y "New Sound", que eran discos más orientados a hacer canciones. Veníamos de hacer discos como "Zinga Son" o "Super Pop" que eran más experimentales y queríamos romper con ese curso de la experimentación y volver a las raíces para hacer un disco bastante más sólido. Cuando grabamos las canciones nos dimos cuenta  de que teníamos bastantes canciones, que para nuestros oídos eran "pegajosas". Al mismo tiempo Jose Luís (Pardo), el guitarrista de la banda, tenía la idea de hacer un álbum con el concepto de interludios, jingles como “comerciales” de radio... y  la mezcla de ese concepto con el producto musical ya orgánico obtenido de la grabación nos hizo ponerle el nombre al disco de "Comercial," por ironía y por deseo, burlándonos del tema comercial tanto por los jingles como por las bandas que dicen que no les gusta llamarse comerciales pero que al mismo tiempo tienen que serlo para comer y pagar la renta.
 
SS: Esos skits, esos comerciales de radio, brillan por su tono humorístico. Esa comicidad no sólo se refleja ahí sino en toda la temática de Los Amigos Invisibles... Os lo pasáis bien juntos, ¿no es así?
 
LAI: Somos seis “panas”, seis amigos, que hemos estado “girando” juntos toda la vida, y lo que sucede cuando estamos juntos es eso: “bucearnos” a las chicas, burlarnos de nosotros mismos… Lo pasamos muy bien cuando estamos en ambiente no laboral, hablando y conversando, y ese sentido del humos es muy importante para la continuidade de Los Amigos. Creo que si nos lo tomásemos más enserio quizás no continuaríamos juntos, quizá ese sentido el humor constante tanto en nuestra vida como en nuestras letras hace que sea algo más grato, que el camino sea más llevadero...
 
Los Amigos Invisibles - "Diablo"
 
SS: Hay un tema que nos gusta mucho, “Plastic Woman”, que envía un mensaje contundente hacia aquellas "aficionadas" a las operaciones de cirugía estética. ¿Cuál es el objetivo de este tema: concienciar o poner evidencia esa realidad que se da en vuestro país?

LAI: Bueno, creo que tiene varias funciones. En realidad nunca hemos compuesto con un mensaje realmente de crítica o denuncia. En Venezuela lo que ha sucedido es que estuvo muy de moda que todas las niñas querían operarse, querían ponerse unos senos muy grandes. Se volvió una moda hasta el punto en que  es casi extraño cuando ves a una mujer que no está operada. Se volvió un negocio muy muy grande. Incluso las niñas de 15 años se lo pedían a sus padres como regalo. Hasta hay financiación por parte de los bancos..En parte empezó con los senos y ahora es algo general. Las mujeres no sólo se ponen senos sino también nalgas, boca, costillas, nariz… se quitan, se ponen… ¡Las chicas parecen robots!. Todas se están cambiando y todas se están pareciendo entre sí. Nosotros no estamos en contra de la operación en sí, de la estética, pero sí, si  es en exceso. Llega un momento en que esas mujeres se convierten en adictas, abusando de las operaciones estéticas. No están bien esos excesos, que además ya se ven feos, de plástico... Nosotros somos más pro-naturaleza. Y más si la causa de todo es por algún tipo de presión social: el que lo hagas porque tus amigas lo hayan hecho es la peor de las causas o razones por las que deberías hacerte una operación.
 
SS: Con vuestros anteriores trabajos “Arepa 3000: A Venezuelan Journey Into Space”, “The Venezuelan Zinga Son, Vol. 1”“Super Pop Venezuela” recibisteis cuatro nominaciones a los Grammy y con este último además conseguís el Grammy Latino al mejor álbum alternativo. ¿Notais la presión? ¿Los premios han condicionado de alguna manera vuestra forma de trabajar?
 
LAI: Bueno, presión si acaso la de nuestro manager: “hay que sacarle provecho” (risas). Creo que es muy pronto. Lo principal es que, sin haberlo esperado, así de inesperado como vino, nos hizo un gran favor psicológicamente. Ciertamente, para los músicos los Grammy no son gran cosa. Pero para cualquier persona que no es músico sí lo es, y eso sí que nos hemos dado cuenta. ¡Finalmente nuestros padres nos respetan después de eso! (risas). Logras que mucha gente que no está vinculada con la música te vea con otros ojos. Hay un reconocimiento de la sociedad. A los músicos realmente les vale un bledo, pero cuando lo ganen lo van a disfrutar mucho. En nuestro caso fué una gran sorpresa y sobre todo en el contexto de lo que fué para Venezuela. Fué una noticia nacional, primera página en todos los periódicos del país. Fuimos considerados medallistas olímpicos, algo así como el Michael Phelps venezolano (risas). Esa expresión de cariño que tuvimos durante semanas después de que nos dieran el premio fué una experiencia inolvidable y definitivamente uno de los puntos a resaltar de nuestra carrera.
 
SS: Son ya más de 15 años desde vuestro primer trabajo, “A Tropical And Autoctonal Venezuelan Dance Band”. ¿Cual ha sido el recorrido si echáis la vista atrás desde entonces hasta este “Commercial”?
 
LAI: Todo el recorrido nos ha generado mucha experiencia. Además de ser amigos somos socios. Somos una compañía: nosotros dependemos de ella y ella depende de nosotros. Afortunadamente nosotros vivimos de la música desde hace mucho tiempo pero sabemos que es una carrera complicada, sobre todo en este momento en que la industria discográfica no está demasiado bien. En todo este camino a nivel musical hemos podido experimentar nuevos sonidos y trabajar con productores bien importantes. Arrancamos con Andrés Levin en el segundo disco, el primero que salió a nivel mundial. y trabajamos con Masters At Work por el lado más de clubs y discotecas, así como con Dimitri From Paris, con el cual entablamos una relación de amistad importante. En este último disco hemos trabajado con distintos productores de una forma un poco más actual: todo por internet, cuando antes era todo en el estudio. Ahora puedes hacer la cancion y enviarla por email y recibir el resultado de la misma forma. Y además hemos podido contar con todos estos músicos invitados, como Natalia Lafourcade, Jorge Gonzalez de Los Prisioneros, de Chile, o C-Fonk de Los Tetas, también chileno. En realidad todo ha sido un camino bien bonito y nos ha dejado muchísmo aprendizaje, muchísimas amistades, más conocimientos del mismo negocio… Y bueno, seguimos en la misma, girando mucho. Somos una banda de concierto, más que de disco, así que la gente va mucho a nuestros directos esperando ver qué traen estos seis venezolanos. Tenemos que estar muy  pendientes de que los shows sean bien enérgicos y nos llenamos de esa energía que nos transmite el público. Es inmediato: cuando tocamos en un lugar en el que la gente está con esa energía, inmediatamente nos prendemos nosotros también, y cuando quizá la gente está un poquito más apagada, nos cuesta más arrancar. Pero hemos aprendido a llevar esos dos shows: con gente comiendo por ejemplo y conseguir que no sea tan aburrido para nosotros; o en un gran concierto, como en el último Vive Latino, donde nos tocó cerrar a los Café Tacvba en su regreso a México, delante de 25000 o 30000 personas. Se trata de aprender a tocar en vivo adaptandose a la situación.
 
SS: ¿Qué se van a encontrar los espectadores que vayan a vuestros próximos conciertos? ¿Cómo es un concierto de Los Amigos Invisibles?
 
LAI: Los shows en vivo para los amigos son parte de la razón por la cual seguimos haciendo esto. El sonido de los aplausos y los gritos de muchas personas, coreando tus canciones, es la droga más cara que existe en el mercado hoy en día. Por eso, Los Amigos Invisibles tratamos de entregarnos al público. Al salir siempre dudamos sobre como va a ser el público: a veces pasa que el público está entregado desde el primer minuto que te ven y otras veces están a la expectativa de a ver qué les das. Nosotros tratamos de entregarnos siempre al 150% y conectar con la gente, algo que creemos vital. El 50% del show de Los Amigos es la habilidad que hemos desarrollado de tratar de conectar con el público, y cuando lo logramos es increíble: se baila, se canta y se goza mucho.
 
SS: Uno de los temas que más os gusta, según habeis mencionado en alguna ocasión, es el de "Viviré para ti", junto a Natalia LaFourcade. Habladnos de esta chica y como surgió la colaboración.

LAI: Natalia es muy amiga nuestra. Es una chica increíblemente talentosa que acaba de sacar su último disco, "Hu Hu Hu", hace sólo unos meses. Muy bueno, se lo recomiendo muchísimo. Es un disco bastante alternativo y, con todo, estuvo nominada por él como mejor cantante pop en los Grammy, tanto en los norteamericanos como en los Latinos. Gracias a nuestra relación logramos que cantara en este tema y su aparición ha sido increible. Definitivamente hizo que la canción creciera en impacto.
 
SS: Según hemos podido saber actualmente residís en Estados Unidos a caballo entre Brooklyn (Nueva York) y Miami, ¿os ha influenciado esa inmersión norteamericana a la hora de hacer música?

LAI: Nosotros estuvimos viviendo juntos por 8 años en Nueva York, y hace un año tres de la banda nos fuimos a Miami, quizás escapando un poco de la velocidad y de lo frío de Nueva York. NY es una ciudad increíble, pero tomamos la decisión de irnos a vivir a algún sitio un poco más caliente, más parecido a lo nuestro, al clima venezolano de Caracas. Pero sí, obviamente el hecho de haber vivido en Nueva York ha modificado no sólo nuestra música, sino que también nos ha abierto más el panorama. Estando allí tienes la oportunidad de ver muchos conciertos, obras de arte, cultura, movimientos... y eso, quieras o no, se te mete en tu cerebro, en tu forma de trabajar. No creo que sólo nos haya influido a nivel musical. Es algo que se puede ver en el disco que hicimos con Masters At Work, puertorriqueños pero que han vivido toda su vida allá. Pero también se puede ver en la actitud de trabajo: el neoyorkino es muy acelerado, proactivo, y eso se nos contagió bastante. En la sangre llevamos un poquito esa velocidad neoyorkina. Con todo, después de ocho o nueve años fuera del país, aún componemos y hablamos de temas venezolanos y latinoamericanos. Estamos basados en Estados Unidos pero toda esa energía latina y venezolana la llevamos aún con nosotros. Creo que quizás no fue tanto un shock, pero sí somos conscientes de que el hecho de vivir en Estados Unidos nos cambio y para positivo. No hemos abandonado en ningún momento nuestras raíces ni nuestras familias. Tratamos de aprovechar esa energía neoyorkina para utilizarla de manera positiva. Fué un cambio a nuestro parecer muy positivo y que ha dejado buenas cosas para la banda.
 
SS: A mí hay un tema que particularmente nos enganchó a Los Amigos Invisibles, quizás no sea el tema más funk o el que os defina mejor, es “Playa Azul” del álbum “The Venezuelan Zinga Son Vol.1”, un tema que al escucharlo realmente consigue trasladarte a esa playa, ver las palmeras, sentir las olas… (risas) ¿Existe ese lugar?  ¿En qué os inspirasteis para escribirlo?

LAI: Según dice Julio (Briceño) cuando presenta la canción en vivo, la canción está basada en la playa de Cuyagua, que queda por la costa de Maracay. Pero es una playa que no es tan popular como otras y es aún bastante virgen. Cuyagua es "Playa azul". La canción se refiere a esa sensación. En el video estamos en central park congelándonos, y como pensando “quiero estar en una playa azul, en otro clima, tomándome un roncito, bien relajado...” Es un poco eso, esas playas de Maracay.
 
Los Amigos Invisibles - "Playa azul"
 
SS: El funk, el acid-jazz y la música disco han marcado vuestro estilo, aunque también os desenvolvéis con soltura en temas de corte más latino o incluso en temas de rock. ¿En qué estilo os sentís mas cómodos?
 
LAI: Es una buena pregunta, y complicada a la vez. Aunque la salsa fue un género que nos costó domesticar, un caballo salvaje que tuvimos que agarrar entre los seis para poder empezar a tocarlo, pero que con el tiempo se nos ha facilitado. Ninguno de nosotros empezó este proyecto pensando que Los Amigos Invisibles tocarían salsa, pero cada quien puso un poco de esfuerzo y siento que hemos podido dominar el género levemente. Por lo menos para tocar una canción decentemente. Lo bueno de Los Amigos es que si hay un género musical que nos parece que debamos tocar no nos limitamos y lo intentamos. Nosotros jamás hemos tocado rock, pero si un dia, de repente queremos grabar una canción rock, lo haremos. No tenemos esa limitación. Al principio todos los géneros que hay en los discos de Los Amigos fueron difíciles: hubo que tocarlos, retocarlos y evolucionarlos. Temas como “Mujer policia”, un tema superfunky, tomó un tiempo de tocarla en vivo hasta que quedó como quedó en la grabación. Al final acabamos domesticando esos caballos salvajes que son los distintos géneros consiguiendo que nos sean faciles de tocar, pero al principio todos costaron.
 
SS: Hablando de la salsa en vuestros álbumes, ¿Que nos podéis comentar acerca del tema “Óyeme nena” incluido en “Commercial”?

LI: Fué compuesta por mí -Mauricio Arcas-. Soy el percusionista de la banda y soy amante de la salsa. Nací escuchando salsa de los 60 y 70 y soy muy fan. Me gusta componer salsa. Es una canción bien romántica, una suplica a una mujer para que te escuche, que te preste atención.  Cuando en la banda componemos presentamos una canción al resto  de la banda y de forma democrática se decide entre todos si tocarla, si llevarla a producir o no. No hay nada impuesto. Se tira en la mesa, se escucha, la trabajamos… En ese momento yo pensé que quizá era muy romántica, demasiado para Los Amigos, pero resultó que a todos les encantó... Siempre buscamos para tener algo nuevo, diferente. En el caso de “Óyeme nena” gustó mucho y ahí quedó. Y a la gente le gusta mucho. Es el momento del concierto donde agarras a la pareja y la aprietas ahí bien, y la enamoras un poquito más…
 
SS: ¿Qué ciudades recorrerá vuestra gira por España? ¿Cuándo son las próximas citas con Los Amigos Invisibles?
 
LAI: Antes de continuar con la gira en España (Vigo, Valencia, A Coruña, Tenerife), pasaremos por París. De España directos a México: Monterrey, Guadalajara, y Ciudad de México en el Video Latino, el festival más importante y grande del país. Y de ahí dos noches en Nueva York, Venezuela… Este año se confirmó también la participación en el Lollapalooza, uno de los festivales más importantes de los USA, así como en el SummerStage, la tarima que ponen en Central Park todos los veranos… Quizá si que notamos un poquito el efecto Grammy (risas).
 
Los Amigos Invisibles - "Yo no sé"

Los Amigos Invisibles son: Julio Briceño "Chulius"- voz e instrumentos de percusión menor -, José Luis Pardo Arrieche "Cheo" o "Dj Afro" - guitarras y mayor compositor de la banda-, Armando Figueredo "Armandito" - coros y teclados-, Mauricio Arcas "Maurimix" - congas, timbales, percusión latina en general, voces y coros-, José Rafael Torres "El Catire" - bajo- y Juan Manuel Roura "Mamel" - batería y coros-.

 
Los Amigos Invisibles - "Mentiras"
 
  
[Entrevista realizada en abril de 2010, en colaboración con el programa de radio StreetSoul. Puedes descargarte la entrevista del programa StreetSoul 6x20 directamente en su web oficial o desde nuestra sección de Radio]
 


Entrevista: Los Amigos Invisibles