The Limboos: del limbo a la gloria
Escrito por Dyk Bonkers    Martes, 23 de Mayo de 2017 00:00    Imprimir E-mail
(2 Votos)
Nacional - Críticas Nacional
 
TheLimboos-Limbootica
 
"Limbootica"
(Penniman, 2017)
3estrellas

En pocas ocasiones se tiene la certeza de escribir sobre uno de los discos del momento, este es el caso de “Limbootica” de The Limboos. Se trata del segundo largo después de “Space Mambo” (Penniman, 2014), tremendo debut de esta banda gallega afincada en Madrid, una aparición fulgurante que causó un notable impacto entre la afición con su vigorosa combinación de rock & roll y rhythm & blues con una resplandeciente capa de ritmos latinos. Si a esa particular receta (el llamado exotic r’n’b) le añadimos un directo efectivo y una privilegiada visión para seleccionar los lanzamientos de singles, la jugada solo puede ser ganadora.

El nuevo trabajo se esperaba pues con gran expectación, ya que el sencillo de anticipo “I Need Your Lovin’/ I’m a Fool” (Penniman, 2016) demostraba un paso adelante a nivel estilístico y que aguardaban nuevas sorpresas. Y sin duda la espera ha valido la pena, ya que sin perder ni un gramo de su esencia The Limboos vuelven a dar en el centro de la diana. Para ello recurren a un buen puñado de estilos adyacentes que consolidan su propuesta que podríamos definir como un esfuerzo por reivindicar los estilos de raíz negra anteriores a la explosión masiva del soul en los años '60. Los cambios en la formación y la nueva orientación se perciben en la frescura de los once temas de “Limbootica”.
[...]

La cara A se abre con “I Don’t Buy” donde los nuevos elementos saltan inmediatamente al oído con un contrabajo implacable que junto al saxo vertebran una pieza trepidante de swing con destellos de r’n’b marca de la casa. Justo después la aguja hace sonar “Blue Dream” una elegante ensoñación que bebe del latin jazz y del lounge de los '50 perfecta para amenizar un cocktail en algún salón de la Ivy League. Con “Crazy Rumba” la banda pisa el acelerador con un soberbio instrumental donde los genios afrocaribeños se desatan ofreciendo una irresistible invitación al baile. Una pieza de gran calidad con el saxo de nuevo sosteniendo la trama, escoltado por piano y magnífica percusión, una auténtica locomotora sin frenos. Después de ese formidable estallido el tempo aminora pero no la intensidad con “Been a Whole Lot of Time” un corte de r’n’b cincuentero que se enmarca plenamente en el sonido crudo de la banda. La energía vuelve a brotar de manera salvaje en “Calypso Drunk” un saxo punzante que dispara a través del embrujo de New Orleans y la magia caribeña para levantar uno de los temas más brillantes de todo el álbum. Ecos festivos y guiños a los sonidos de Luisiana que bien podrían aparecer en la banda sonora de la querida serie “Treme”.


 

La cara B arranca con otro instrumental avasallador, “Rough Trip”: de nuevo r’n’b clásico desbocado, carne cruda con muchas especias sobre una parrilla al rojo bajo la cual chispean las incandescentes brasas del rock and roll primitivo. Plato selecto pero no recomendable para cualquier estómago. El elemento canallesco se mantiene en la siguiente descarga, “Danzón #13” incursión a conciencia en el mambo en un ejercicio casi purista que define perfectamente la personalidad de la banda, claramente sería el epítome de su sonido. Seguidamente “(Uh huh) No Business Next to Mine”, típico lamento bañado en bourbon que cabalga sobre las esencias del rock and roll negro, con guitarras sulfurosas y saxo volcánico con irremisible deje latin, pildorazo breve que anticipa lo que está por llegar. “No Troubles” es el título de una pieza que cautiva a la primera y que nos noquea al instante, impecable ejecución que seduce al oyente ansioso de frescura con las dosis justas de clasicismo. Y siguiendo por esta senda llegamos a “I’m a Fool”, tema aparecido como cara B de su single de 2016 ya comentado y donde The Limboos hacen una genuina reivindicación del primo jamaicano del r’n’b, el ska (llamado bluebeat cuando aterrizó en los mod clubs del Reino Unido). Los ingredientes de desamor y tragicomedia de la letra se encaraman a una imponente melodía donde como es lógico, el saxo tiene un rol preeminente. Un ejemplo más de la diversidad de gustos de la banda y que transmiten sin perder para nada su esencia. “Lies (Two Wrongs Do Not Make a Right)" es el cierre del álbum a través de un medio tiempo de sabor algo amargo, con impecable trabajo en las voces y lustrosa dinámica por parte de toda la banda. Un nuevo compendio de todos los elementos antiguos y novedosos que se han ido desgranando a lo largo de todo “Limbootica”.

Sin duda estamos ante uno de los discos del año y que tal vez marquen el devenir de la banda en la que se percibe como han elevado el listón sin ningún reparo. Tanto en la elección de temas, la cuidada producción, los arreglos, la magistral ejecución y hasta en el art-work de los formatos físicos que ustedes ya deberían estar corriendo para adquirir. Ya me lo confirmaran si pueden verles en vivo, ya que ahora mismo se hallan en pleno tour promocional. Verán como es sobre el escenario donde emana mucha de su apabullante personalidad que tan bien saben transferir al estudio de grabación.

Tracklist:

1. I Don't Buy It  03:35
2. Blue Dream  04:16
3. Crazy Rumba  03:15
4. Been Whole a Lot of Time  03:35
5. Calypso Drunk  03:22
6. Rough Trip  01:58
7. Danzón #13 03:22
8. (Uh Huh) No Business Next to Mine  02:39
9. No Troubles  02:46
10. I Am a Fool  03:17
11. Lies (Two Wrongs Do Not Make a Right)  02:54



The Limboos - "I Don't Buy It"
 
 


The Limboos: del limbo a la gloria