Crónica: Marina BBface & The Beatroots conquistan Barcelona
Escrito por 2ice    Domingo, 02 de Marzo de 2014 00:00    Imprimir E-mail
(6 Votos)
Nacional - Reportajes Nacional
 
 
Se conoce como serendipia a aquel hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Eso me pasó la primera vez que pude asistir a un concierto de Marina BBface & The Beatroots. La banda llevaba poco tiempo tocando juntos - se formaron en 2012 - pero comenzaban a hacerse eco en YouTube. Se trataba de su primer concierto en Barcelona y los gerundenses lo hacián en un centro socio-cultural (el Ateneu Popular 9 Barris) delante de un modesto grupo de asistentes formado por amigos, algunos pocos fans precoces y un gran número de curiosos que deseaban ver qué tal se desenvolvía Marina fuera de The Pepper Pots. Confieso que mi motivación por aquel entonces se ajustaba más a este último grupo. Pero al poco de comenzar el show ese impulso se transformó en admiración: estábamos ante una banda excelente, de músicos con muchísimas tablas y bagaje en anteriores proyectos, y ante una voz y presencia escénica, la de Marina, impresionante. El público nos deshicimos en aplausos tras el último acorde. Fue un momento de iluminación como pocos se dan: para mi Marina resultó un descubrimiento que con el tiempo se ha confirmado. [...]

Imaginaos lo que podíamos esperar, un año después, en su reciente concierto de presentación en Barcelona. Tras un año de actuaciones y trabajo de estudio, con la prensa especializada -y no especializada- rendida en elogios, la banda presentaba por fin su esperado disco debut, “Time To Begin”, y lo hacía en la mítica sala Jamboree. Respuesta: sold out total, con una sala repleta. Por suerte la organización decidió prescindir de las localidades de asiento. Con todo y debido a las limitaciones arquitectónicas de Jamboree el campo visual del escenario quedaba oculto por las columnas para todos aquellos que no cupiesen en el espacio principal, algo que quedó paliado parcialmente gracias a una pantalla gigante que tuvieron a bien habilitar en uno de los muros.

Poco antes de las 21:30 comenzaba el recital: contundentes y enérgicos, los temas de “Time To Begin” sonaban a soul, pero también a rock, y a funk, y a blues, y a R&B.... Y es que The Beatroots han creado un sonido propio a partir de esos cuatro pilares. Se nota el pasado rockero de los músicos, en cada nota, en cada desgarro a la guitarra de Frank Montasell, en cada golpe de baqueta de Raúl Pérez. Pero el espíritu negro está omnipresente en ese bajo de Hèctor Moras y sobretodo en la voz de Marina Torres, dulce y sensual por un momento, y desgarradora y salvaje al momento siguiente. Su control es total. Hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere. Lejos quedaron las encorsetadas limitaciones de pertencer a un trío vocal. Ahora entendemos el porqué de su marcha del grupo: ahora es libre y se le nota disfrutar de ello. Éste es su sonido y The Beatroots son su hogar, el medio perfecto para dar rienda suelta a todo su potencial.

Los temas de “Time To Begin” se sucedían encandilando a un público de lo más heterogéneo. La edad no importaba: encontrabas a treintañeros de tendencias urbanas pero también a cincuentones de refinados gustos jazzys, entregados al sonido “Beatroot”. Quedaba patente pues que la buena música no entiende de remilgados prejuicios: cuando es bueno llega. El disfrute colectivo iba in crescendo, llegando a su cenit -como no- con los singles “I Love The Way You Are”, “Good Day For Loving” y su reciente “Silver Lining”, pero también con el momento blaxploitation de la noche gracias al guest star de Arecio González a los teclados. Alguna que otra cover -delicioso ese “He’s Gone” de Doris Duke…- y un par de bises pusieron el broche de oro.

Con conciertos como éste quedan claras muchas cosas: la reconversión de ciertos músicos y público de rock, del jazz y del ska nacional de hace unas décadas hacia la escena Soul/Funk; el extraordinario nivel que están alcanzando los artistas “oscuros” de nuestro país; y que se empieza a demostrar que el soul y el funk pueden llegar a mucha gente. Porque lo están haciendo. Señores/as por una vez no miremos sólo hacia fuera y miremos a lo que tenemos aquí, que es digno de apreciación. ¡Disfrutemos del momento, que nos lo merecemos!
 
 

Marina BBface & The Beatroots - "Silver Lining" (28/02/2014, sala Jamboree, Barcelona)
 


Crónica: Marina BBface & The Beatroots conquistan Barcelona