Crónica: La despedida de The Pepper Pots
Escrito por White Angel & David Aresté    Lunes, 17 de Noviembre de 2014 00:00    Imprimir E-mail
(1 Voto)
Nacional - Reportajes Nacional

Cronica-LaDespedidaDeThePepperPots
THE PEPPER POTS + THE EXCITEMENTS
01/11/2014 - Sala Barts (Barcelona)
Texto: White Angel
Fotos: David Aresté
 

Las casualidades de la vida hicieron que el último concierto que The Pepper Pots iban a dar en Barcelona fuera el día de difuntos. Mal presagio pensarían algunos. Pero nada más lejos de la realidad: una sala repleta con ganas de soul y baile les esperaba para pasar una fantástica velada junto a otra de las bandas que pisan fuerte en la escena nacional, The Excitements. [...]

Y es que hace unas semanas uno de los grupos por excelencia dentro de la escena Soul catalana como The Pepper Pots anunciaban su disolución tras una notoria carrera con siete discos en su haber e infinidad de conciertos alrededor del mundo. Serían cuatro fechas para cerrar su dilatada actividad musical, tres en la provincia de Barcelona y uno en su tierra, Salt (Girona). Esta vez no llegarían a Tarragona, donde nos dejaron un gran sabor de boca en su última visita. Se trataba de su consagración final, tras el éxito conseguido con su último álbum, "We Must Fight", que habían presentado por toda España, Europa y Asia.

Por todas estas razones preveíamos que el protagonismo de la velada se lo hubiese llevado The Pepper Pots, y que hubiesen acutado en segundo lugar. Pero se trataba de la replica al concierto que dieron en febrero dentro del mismo circuito Curtcircuit, así que esta vez cambiaron el orden de actuación y fueron los de Girona los que rompieron el hielo. Sin más dilación y con ligeras diferencias de horario a las que habíamos visto en diferentes medios, comenzaron a caldear el ambiente con un tema instrumental, para pasar inmediatamente a un "Can't Let Him Go" de su "Train To Your Lover", momento en el que salieron a cantar Adriana y Aya.

No tiene que ser fácil hacer un setlist con tantos discos editados, aún así el repertorio fue bastante equilibrado repasando casi todos, incluso aquellos en los que participó Marina BBface (que se encontraba esa noche entre el público) como “Highway” o “Keep Waiting”. Los temas de "We Must Fight" no podían faltar y se sucedían uno tras otro: "We Must Fight", "Got Me Crazy", "You've Got The Future", "Don't Let No One", "Let Me Go Away" o "I Won't Say I Love You", siendo como siempre este último uno de los puntos álgidos del concierto, a parte, claro está, del single  "Good Times". A parte de los citados, sonaron temas más antiguos como "Gladden Your Soul", "Real Tru Love", "Wainting For You", "Some One Like You" o "That's My Baby For You". En total casi una veintena de temas donde la gente se animó, bailó y se dejaba llevar por las pegadizas melodías, tanto vocales como rítmicas, de The Pepper Pots. No deja de ser curioso que gran parte de esos temas hablen de desamor aunque podamos bailar con ellos. Si fuera blues quizá no podríamos decir lo mismo. Otra actitud...

Al ser una banda tan numerosa y no tener un campo de movimiento demasiado amplio sobre el escenario, es evidente que los focos de atención de The Pepper Pots son sus dos vocalistas, Adriana y Aya. Esa noche las vimos con peinado y vestuario de gala, especial para la ocasión, mucho más confiadas, sueltas y desenvueltas, que en otras ocasiones. Y es que tantos años dan para mucho. El resultado fue una combinación perfecta de voces, donde Adriana pone el lado más melódico y Aya el aspacto más cálido y con más cuerpo, conjuntándose y formando el estilo característico del grupo. Por su parte, el resto de la banda colocados en formación de media luna también hizo su papel a la perfección: la bailonga sección de vientos, el batería Joan en el centro y guitarra, bajo y teclado en el otro lado, marcando el ritmo constante de las canciones.

Tal como esperábamos resultó un buen concierto de unos músicos elegantes y siempre dispuestos a hacernos bailar, tal como nos tienen acostumbrados. Nunca una despedida fue tan alegre. Lástima que se pare una máquina que estaba tan bien engrasada. Esperamos oir pronto de ellos, ya sea en solitario o con nuevos proyectos en conjunto. Tras su actuación la banda se fue directa a la zona de merchandising, donde numerosos fans se agrupaban para comprar material, y aprovechar ésta, su última visita a Barcelona, para hacerse la foto de rigor y capturar su preciado autógrafo.

Cronica-LaDespedidaDeThePepperPots2Al momento su lugar en el escenario fue ocupado por la apisonadora de The Excitements, otra de esas bandas que hemos logrado exportar al extranjero, con numerosas fechas por países europeos como Holanda, Francia, Bélgica, Reino Unido... y que en cambio en España dificilmente pasan de tocar en salas de pequeño/mediano aforo, como en su última visita a Madrid en la Sala Tempo Club, su concierto en Salamandra en febrero, o en el que hoy nos ocupa. A parte de las modas que puedan surgir de las sempiternas corrientes generalistas en Catalunya, son muchos los estilos donde encontramos casos similares, con bandas que no tienen el reconocimiento merecido en España, pero sí fuera como '77, los Mambo Jambo o los propios The Excitements.

En el caso que nos ocupa, hablamos de una banda relativamente joven, con cuatro años de edad y dos discos en el mercado. Como era de esperar The Excitements presentaron temas de sus dos discos, su debut homónimo, y su último y quizá más repercusivo "Sometimes Too Much Isn't Enough". Así pues, sonaron temas como "I've Bet And I've Lost Again" o "Sometimes Too Much Ain't Enough", de ese segundo disco, su reconocidísimo single "Ha Ha Ha" a mitad del concierto, o temas como "Take The Bitter With The Sweet" y "Love Is Here To Stay". El resultado fue un concierto potente y bailable, con mucho ritmo y sentimiento, y con algún que otro momento más íntimo con temas como "Give It Back".

Al igual que sus compañeros, la banda estuvo colocada en línea: sección de vientos y guitarra solista separados por batería, con bajo, rítmica y teclados al otro lado. Al frente la incombustible, imponente y sexy Koko-Jean Davis, con una presencia y puesta en escena inversamente proporcional a su estatura, que dejó encandilados una vez más a todo el auditorio. Esta vez, el bloque rítmico no es único y global como en The Pepper Pots, sino que aquí destaca, en sus momentos de mayor lucidez, el gran Albert Greenlight, haciendo un intenso trabajo a la guitarra solista.

Fue una gran noche, una noche para recordar por la despedida de The Pepper Pots, y por el ascenso cada vez más marcado de The Excitements. Sentimientos contrarios, polos opuestos... pero recordad siempre lo más importante: "Feel The Soul".
 

Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
Haz clic para ver las imagenes mas grandes!
 


Crónica: La despedida de The Pepper Pots